Bancos digitales: qué son, ventajas y desventajas

La apertura de cuentas digitales es un paso importante para la evolución de los métodos de pago a nivel mundial, es por esa razón que los bancos digitales han buscado adaptarse al desarrollo a nivel del sector bancario y los servicios financieros, tal y como los conocemos, pero en formato digital.

De esta forma, se brinda tanto a particulares como a empresas, un abanico de beneficios que mediante los bancos tradicionales no se podrían conseguir. Gracias a estas cuentas los usuarios podrán tramitar todas sus finanzas a cualquier hora y desde cualquier lugar que se encuentren.

Por esa razón, en la actualidad podemos encontrar una gran diversidad de opciones de banca digital, aplicaciones financieras y neobancos 100% digitales, que han sido creados para que los usuarios puedan tener acceso a su dinero de forma más práctica, cómoda y sencilla.

Además de todo eso, el uso de bancos digitales es cada día más habitual, todo por las grandes ventajas que ofrece. Si estás interesado en abrir una cuenta digital, pero no tienen idea de que se trata o no sabes qué cuenta seleccionar, no debes preocuparte.

En este artículo te comentaremos un poco sobre sus características, ventajas, desventajas.

¿Qué son los bancos digitales o electrónicos?

Los bancos digitales no son otra cosa que servidores financieros o bancarios, que son manejados a través de internet, mediante una plataforma o aplicación, por donde se pueden inspeccionar las finanzas, productos y servicios agregados a la banca, sin tener que dirigirse al banco o sucursal física, ni preocuparse por los horarios.

En los bancos digitales, los clientes poseen el control absoluto de las operaciones  que realicen, pudiendo manejar sus cuentas en la plataforma digital del banco, la cual fue creada desde el principio con esta finalidad, siempre tratando de brindar un servicio óptimo y de calidad.

Por esa razón es que surgió la industria de la tecnología financiera, también llamada Fintech, en la cual se encuentran los bancos digitales. Entre las operaciones  más habituales que se pueden realizar mediante los servicios bancarios online, está la transferencia de dinero entre cuentas propias, de terceros en el mismo banco, terceros a otros bancos y en cuentas propias otros bancos.

Podrás hacer la solicitud de cuentas, ver tu historial de transacciones, consultar tu saldo disponible, pagar servicios, cambiar divisas, solicitar créditos, así como realizar transferencias internacionales.

Banco electrónico

Ventajas de los bancos virtuales

En primer lugar, entre las mayores ventajas de los bancos digitales, es que puedes solicitar una cuenta bancaria desde tu dispositivo móvil. Además, estas industrias de tecnología financiera no pagan el mantenimiento y renta de un local, por este motivo las comisiones son muchísimo más bajas e incluso, algunas bancas las eliminan.

Este tipo de plataforma bancaria puede ofrecer muchas otras ventajas para sus clientes, tales como:

  1. Acceso global: Los bancos digitales le permiten a sus clientes manejar sus cuentas, realizar consultas y operaciones desde cualquier lugar del mundo, lo cual es ideal para aquellas personas que viajan continuamente.

Puedes realizar movimientos, consultar tu saldo, realizar compras y pagos en línea, sin embargo, esto sólo puede ocurrir si el usuario tiene acceso a internet para conectarse al banco desde su ordenador, móvil o tablet.

  1. Comodidad de servicios: La comodidad es una de las grandes ventajas que ofrecen los bancos digitales, y estamos hablando de la facilidad que brinda la banca por internet para realizar consultas, pago o cualquier operación, cómodamente desde casa.

El servicio y la atención están a la orden las 24 horas del día, todas las semanas. Además, el cliente puede imprimir los movimientos o transacciones que realice, ejecutar operaciones de la tarjeta de crédito, entre otras.

  1. Ahorro en tiempo: Con los bancos digitales, los usuarios no tienen que trasladarse a ningún lugar para ser atendidos, pues todas sus operaciones las realizan en línea, desde el lugar de su preferencia.
  2. Oferta de servicios y productos personalizados: Mediante los bancos digitales, los clientes pueden obtener diversos servicios de productos para mejorar sus operaciones.

También, tienen la opción de consultar cualquier problema o duda con las transacciones, a través de llamadas telefónicas o por internet.

  1. Ahorro en costes para el banco y cliente: Los servicios en línea son más económicos, debido a que el banco no tiene necesidad de pagarle al personal de oficina, para efectuar las mismas operaciones que se realizan por medio de la banca física.

Dentro de la banca por internet se cobran intereses más bajos para los préstamos, créditos productos de financiación y menos comisiones. Además, existen casos en que las mejores ofertas en préstamos y depósitos se ofrecen únicamente en línea.

  1. Capacidad de elección para los clientes: Debido a las ofertas que ofrecen los servicios bancarios online en el mercado, los clientes pueden elegir el que más les conviene de acuerdo a las características del servicio.
  2. Transparencia en la información: Es un servicio completamente transparente, además es muy fácil de entender y permite seguir paso a paso cualquier operación bancaria que se haya realizado por medio de la banca en línea.

Desventajas de los bancos virtuales

Como ya mencionamos anteriormente, son muchos los beneficios que los bancos digitales nos ofrecen, sin embargo, también poseen algunas desventajas en su sistema, tales como:

  1. Posibilidad de fraude: Existe la posibilidad de ser víctimas de fraude, debido a la presencia de amenazas que pueden atentar contra la seguridad del internet, como posibles virus, hackers o el hurto de información confidencial y personal que guarde un su dispositivo.
  2. Baja señal de internet en países en desarrollo o zonas rurales: Esto dependerá del lugar donde se encuentren los clientes del banco digital y de la potencia de la compañía que ofrece el servicio de internet. Existe la posibilidad de no tener acceso a internet para realizar operaciones en línea, o puede ser que se esté realizando, pero de manera lenta y la conexión se pierda constantemente.
  3. Burocracia fuera de línea y límite de servicios: Se trata de los problemas existentes con la comunicación y el correcto funcionamiento del servicio, ya sea para realizar una operación bancaria en línea o solicitar atención al cliente.
  4. Distancia entre la entidad y el cliente: El poco contacto físico que existe entre el cliente y la entidad bancaria o su personal, cuando se trata de consultas que requieran un mayor nivel de explicación para el usuario, puede significar un problema.
  5. Escasa información sobre los servicios de la banca en línea: Aun en estos tiempos, podemos encontrar personas que no están acostumbradas a manejar la tecnología, y en algunos casos, las instrucciones que ofrecen las aplicaciones para aprender a usarlas, no son suficientes.