Tarjetas revolving: qué son y por qué las van a retirar

Las tarjetas revolving (de pago aplazado o deuda definitiva), les llego su fin, gracias a las sentencias de los tribunales fallando a favor de los consumidores. Ahora bien, esto no hubiera ocurrido sin la campaña de OCU donde les informaban a los consumidores de sus altos intereses de este modelo de sistemas de crédito.

¿Que son las tarjetas revolving?

Esta no es una tarjeta fuera de lo común, es más, estas pueden ser cualquieras que contemple el desembolso y los pagos mediante créditos, pero que esa lo realice utilizando abusivo interés para las deudas acumuladas. Esto ocasiona que todas las veces que aplacemos la devolución de algún pago realizado a crédito, esto generara que el aumento de la deuda sea considerable.

El funcionamiento de una tarjeta de crédito es aquel que nos permite dispones de un dinero que no tenemos, este se considera un dinero alquilado el cual la entidad financiara realizara los cobros de este servicio mediante intereses, los cuales podrán tener un índice moderado o notablemente altos. En realidad, dicha empresa está en todo su derecho y de eso se trata uno de sus modelos de negocios. Siempre y cuando cumplamos con los pagos mensuales en los tiempos estipulados, los intereses a pagar serán bajos.

Sin embargo, si tomamos la decisión de aceptar un “crédito aplazado” ofrecido por una gran cantidad de tarjetas, corremos el riesgo de sufrir intereses muy altos por el revolving. Cuando aplazamos un pago o revolving estaríamos accediendo a una alternativa que nos permite en lugar de pagar la deuda mensualmente, elegir una demora de pagos que nosotros mismos elegiremos. Y es que esto traer como consecuencia que los pagos tengan un aumento de los intereses bastante elevados.

Cancelar tarjetas revolving

¿Por qué las van a retirar?

La principal razón es sentencia que es la causa por la cual serán retiradas, y es que cuando decimos contratar una tasa de intereses altas, nos referimos a tasas medidas en una tasa anual equivalente (TAE) las cuales superan el 20% de dicha deuda aplazada. Y es que no tenemos que buscar ningún tipo de asesoramiento para descubrir estos servicios, los cuales suceden con los servicios más conocidos como MasterCard o Visa. Y es que cuando una persona se acostumbra a hacer aplazamiento de los pagos de una tarjeta de crédito comienza a representar un problema para su economía. Cuando se realizan esas prácticas se puede llegar a una acumulación de intereses que en ocasiones pueden triplicar el dinero gastado.

Mediante este método, podremos realizar pagos durante meses como, por ejemplo, el pago de boletos de avión, hoteles, ropa, etc., y no estar conscientes de la deuda en la que nos estamos sumergiendo, y es que a dicha deuda debemos sumarle los intereses que a cada mes aplazado es calculado según sea la deuda total, en las que se basa los intereses del pasado.

Es por estas razones que el Tribunal Supremo realizó una fijación de criterios importantes. Decaedro a una normativa aún vigente desde 1908 en la Ley de Usura está prohibido los préstamos de dinero con bases leoninos. Este es el medio que se aplica a las operaciones realizadas mediante tarjetas de crédito y revolving.

Estos métodos para recalcular los intereses de las deudas reducen los márgenes que existen para el aumento del mismo sin incurrir en usura, casos en los cuales las entidades financieras incurrían en la ley llegando a límites de intereses excesivamente elevados.

Y es que a esto se refiere el fallo del Tribunal Supremo que beneficia a los clientes, y es que según existen cerca de 100 mil personas afectadas por este tipo de tarjetas que poseen intereses iguales o superiores al 20%.